img
  2022-04-29

Así el fantasma de Alberto Olmedo se mete en una nota

VIDEO. El suceso paranormal ocurrió en la localidad balnearia de Pinamar. Todo quedó registrado en video y el final de la secuencia es sorprendente.


A 34 años de la muerte del gran capocómico argentino, todavía es común hablar de su carisma y personalidad. El humorista sigue vigente a pesar de los años por las reposiciones en los canales de televisión y los cortes de sus programas de humor en YouTube.

Hace pocas horas el periodista Cristian Eche, entrevistó al mentalista Ricardo Schiariti en su casa de Pinamar. Recordado por sus predicciones, algunas de las cuales nunca se cumplieron, y por su pelea con el conductor Raúl Portal. Era habitué en la década del 90 de la mesa de Mirtha Legrand, del sillón de Susana Giménez y comiendo con Nicolás Repetto.

Con eso de “veo más allá de lo que los ojos muestran”, llegó a ocupar lugares importantes en el círculo íntimo de varias celebridades, entre ellas, Alberto Olmedo.

El fantasma

En un sillón de color negro, estaban sentados Schiariti y el periodista Cristian Eche. Una cámara con un plano general fijo, registraba la charla distendida y cálida, repleta de momentos nostálgicos.

Llegó el momento de hablar de Olmedo, era el plato fuerte de la conversación, el joven cronista quería ver si podía descubrir alguna arista del genio al que, por edad, no llegó a conocer en vida.

Schiariti se encontraba recordando el momento en que el cómico le puso su consultorio de Córdoba y Talcahuano, pleno centro de la ciudad de Buenos Aires. Cuenta que prácticamente lo obligaron a cobrar 500 dólares la consulta y todo el Jet Set nacional pasó por ahí.

En ese instante, como por arte de magia, alguien o algo, bajó el interruptor de la corriente eléctrica. La enorme casa se quedó sin luz. La cámara, por tener baterías, ni se inmutó, siguió su tarea de registrar el episodio.

En la oscuridad se escucha al mentalista exclamar: “creo que es la energía, hay mucha energía potente”. La nota continuó con celulares haciendo de improvisados focos.

Ahora bien, al llegar a su casa, el periodista Eche comenzó a visualizar las imágenes y cuando llegó al momento del corte de luz, notó un detalle perturbador. Un instante antes del apagón, una figura grisácea y difusa, se acercó al sillón como tratando de que el dueño de casa siguiera hablando del tema o por ahí simplemente con curiosidad.

La relación entre Schiariti y Olmedo

Un día, en la localidad de Coronel Suarez, el mentalista conoce al humorista José Luis Gioia. Poco tiempo después, el cómico de Mar del Plata lo llama por teléfono para decirle que Alberto Olmedo lo quería conocer. Inmediatamente, Schiariti agarró sus cosas y emprendió el viaje hacia Buenos Aires.

En la capital se encuentra con el queridísimo humorista rosarino y se ganó su confianza. Tal es así, que se quedó a vivir en la casa de Olmedo en Avenida del Libertador y Fray Justo Santa María de Oro, en Palermo.

Su relación continuó, hasta el trágico final de la vida del capocómico en Mar del Plata. Un detalle no menor, Schiariti vaticinó la muerte de Olmedo unos días antes de que ocurriera. Llegó a comentárselo, pero solo recibió como respuesta del genio máximo del humor una cachetada y una frase contundente: “Pibe, yo ya estoy muerto hace rato”, según contó el propio mentalista en alguna oportunidad.

Acá los detalles completos

Compartir
Comentarios