img
  2024-05-30

Quiso tener sexo, no logró una erección y mató a golpes a la chica que lo acompañaba

El asesino reveló que la víctima se rió de la situación y que por eso la masacró a golpes y estranguló. Además, el sujeto se filmó junto al cadáver gritando "yo la maté". El femicidio, que tuvo lugar en Alemania, generó conmoción mundial.


Un macabro femicidio se produjo en la ciudad alemana de Frankfurt cuando un joven de 17 años asesinó a golpes a una chica de 28 porque no logró una erección durante un encuentro sexual.

El femicidio tuvo lugar en el departamento de la víctima, en donde los jóvenes se encontraron para tener relaciones íntimas. En un momento, el chico tuvo dificultades para lograr una erección, lo cual provocó que la mujer lanzara una carcajada, según confesó el muchacho. Esto hizo que él enfureciera y la asesinara a golpes, además de estrangularla. El chico, también, se filmó junto al cadáver gritando "yo la maté".

Fuentes policiales alemanas indicaron que la mujer fue identificada como Blanca C. y él, como Mohamed Ali S. Los jóvenes se conocieron en un local nocturno, donde tomaron alcohol y consumieron drogas, de acuerdo a lo que informó la fiscal Constance Jung al medio alemán Bild.

Según la declaración de Jung, después de compartir unos tragos fueron al departamento y una vez allí "quisieron tener sexo". En medio de la relación, él tuvo un problema con la erección, ella lo hizo notar con risas y eso no le cayó nada bien al chico.

Femicidio en Alemania: ¿Qué ocurrió en el departamento?
Según indicaron las autoridades, el adolescente habría tenido una erección fallida, y la mujer no pudo contener la risa. Luego de su carcajada, Mohamed reaccionó violentamente. Comenzó a golpear a la mujer y a estrangularla "en un violento frenesí hasta que murió", explicó el fiscal.

El asesino se mostró orgulloso del crimen, ya que grabó parte del ataque con su celular y mientras enfocaba el cuerpo de la víctima decía “yo la maté”. En tanto, la Policía llegó al lugar luego de un llamado de un vecino que escuchó los ruidos y los gritos provenientes del departamento de la joven. Los agentes se hicieron presentes en el lugar para ayudarla, pero al ingresar descubrieron que la mujer ya estaba muerta.



Las autoridades detuvieron al menor horas después del crimen en la casa de sus papás. Ahora, enfrenta cargos por asesinato y podría ser condenado a hasta diez años de prisión y será juzgado en el Tribunal del Distrito de Frankfurt.

Por otra parte, un vecino dijo que Blanca era una joven muy feliz a la que le encantaba salir y estaba llena de vida. Mientas que una mujer que vivía en el mismo edificio contó que la madre de la joven vive al lado del departamento de su hija y después del crimen hizo una “B” con velas frente a la puerta del inmueble en el que Mohamed mató a Blanca.

Compartir